DECLARACIÓN DE TARAPOTO 2001

Medicina tradicional y plantas sagradas

Diversos médicos tradicionales y participantes de Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela y una representante de Gabón, Africa, nos hemos reunido en el centro Takiwasi, en Tarapoto, Perú, del 12 al 16 de noviembre del 2001 para el “Encuentro Internacional de Maestros Curanderos Practicantes

de la Ayahuasca (yagé, nepe, caapi o natem) y del Iboga”. Lo que nos reúne es compartir una misma dimensión espiritual en torno a la sabiduría de las plantas sagradas y medicinales.

Después de haber realizado ceremonias con nuestras plantas medicinales, en especial el Ayahuasca y un ritual de Gabón, además de haber reflexionado sobre los problemas que atraviesan nuestras medicinas tradicionales, y refiriéndonos a la “Declaración de Machu Picchu sobre la democracia, los derechos de los pueblos indígenas y la lucha contra la pobreza”, firmado por los presidentes de los países andinos, en Lima el pasado 29 de julio del 2001, declaramos lo siguiente:

Afirmamos que nuestra medicina tradicional es un valor fundamental de nuestros pueblos y puede contribuir de una manera importante a la salud integral y la espiritualidad de la humanidad.

Consideramos que el conocimiento que nos ofrecen las plantas sagradas que hemos heredado de los pueblos ancestrales, indígenas y nacionalidades, es la base del desarrollo de la medicina tradicional.

Creemos que la salud de la humanidad depende del cuidado y conservación de la naturaleza.

Insistimos en que los conocimientos, las prácticas y los recursos propios de la medicina tradicional son patrimonio colectivo de pueblos originarios y sostenemos que nadie tiene derecho a establecer sistemas de propiedad industrial sobre ellos.

Estamos preocupados por la grave situación que viven los pueblos originarios al perder sus territorios, sus modos de vida tradicional, su cultura y su medicina tradicional, debido a la influencia del mundo exterior. Queremos que la Medicina Tradicional sea reconocida y valorada en

forma correcta por la ciencia occidental.

Rechazamos en forma categórica el uso indebido y la manipulación de las plantas sagradas y medicinales empleadas en la medicina tradicional. En especial nos preocupa la charlatanería, las nuevas modalidades de turismo chamánico y el tráfico de plantas y símbolos culturales.

Denunciamos a los responsables de la usurpación que se pretende realizar con la patente de la Ayahuasca.

Protestamos enérgicamente por la destrucción indiscriminada de los recursos naturales, los ecosistemas y la biodiversidad donde se alberga la riqueza de la medicina tradicional.

Al considerar estas reflexiones los aquí reunidos nos comprometemos a:

1º Denunciar los atropellos que se están cometiendo en contra de nuestras culturas, de nuestra medicina tradicional y de nuestras plantas sagradas.

2º Contribuir a la conservación y recuperación de la naturaleza, así como al cuidado de las plantas medicinales.

3º Defender y hacer respetar el buen uso de nuestras plantas sagradas y restituir los sistemas de control para el aprendizaje y la transmisión de los conocimientos ancestrales de la medicina tradicional.

4º Buscar mecanismos idóneos para la consolidación y mejoramiento de la práctica de la medicina tradicional para el servicio de la humanidad.

5º Promover en cada uno de nuestros países, procesos de defensa y consolidación de la medicina tradicional.

6º Desarrollar programas de salud que permitan la reafirmación cultural y una adecuada articulación entre la medicina tradicional y la medicina moderna.

7º Difundir la presente Declaración y nuestros propósitos a los gobiernos, los organismos internacionales, medios de comunicación social, nuestros pueblos y comunidades.

8º Instar a los gobiernos a formular políticas que protejan y promuevan la cultura y la medicina tradicional.

9º Emprender acciones específicas ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) para que se reconozca los derechos de propiedad intelectual colectiva, frente a la apropiación privada del patrimonio común.

10º Crear una Red Internacional de Médicos Tradicionales del Ayahuasca o Yagé, para intercambio de información, conocimientos y recursos que permitan el fortalecimiento de la medicina tradicional, al tiempo que conformar un comité ejecutivo para la coordinación de las actividades aquí planteadas.

Dado y firmado en Tarapoto, Perú el 17 de Noviembre de 2001.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s