Espiritualidad andina

ESPIRITUALIDAD ANDINA DESDE LOS ANCESTROS HASTA NUESTROS DÍAS

Por Arnaldo Quispe

En la época de la hegemonía Inca, la salud del pueblo estaba a cargo de los hampiq paqo, que eran los curanderos tradicionales a cargo de un ayllu o grupo de ayllus. La sabiduría de estos personajes era sin embargo, retroalimentada por la presencia de la mujer andina, pues las mujeres mejor que ninguno se responsabilizaban de la crianza colectiva en la vida infantil y debían prestar especial atención a este nivel. Los hampiq paqos eran sacerdotes que mediaban entre el mundo espiritual y el colectivo humano, el poder de estos curanderos proviene directamente del designio del Sapa Inca en alianza con la pachamama, el espíritu de la gran madre y pachatata, el padre.

Hay tres momentos en la historia de las tradiciones andinas que bien pueden ilustrarnos el horizonte espiritual que renace hoy en las alturas andinas:

  1. Caral, representa el primer hito de civilización en todo el continente, con una cultura que floreció contemporaneamente a las grandes culturas de medio oriente.
  2. Los Incas, que representa la plenitud del desarrollo material y espiritual de las culturas previas.
  3. Q’eros, pues son hijos y herederos directos de las tradiciones andinas y gracias a ellos una buena parte de los conocimientos ancestrales emerge a la luz del nuevo milenio.

CULTURA MATRIX CARAL

La Civilización Caral descubierta por la arqueóloga peruana Ruth Shady en 1994, se formó hace aproximadamente 5,000 años, antes que en cualquier otro lugar de los Andes o de América. Mientras en Egipto se construía la antigua pirámide de Sakara y, posteriormente, las pirámides de Keops, Kefrén y Micerino, o cuando se ocupaban las ciudades sumerias de Mesopotamia o crecían los mercados en la India, en Caral ya se edificaban y remodelaban los edificios piramidales y en sus plazas se realizaban periódicas congregaciones con fines económicos, sociales y religiososPero, mientras las civilizaciones del viejo continente intercambiaron entre sí bienes, conocimientos y experiencias, la sociedad Caral se desarrollaron en completo aislamiento, pues la sociedad más próxima que entro en el estadio civilizatorio fueron los Olmecas, en la América Central, y lo hicieron 1,500 años después que Caral.

La Ciudad Sagrada de Caral se encuentra en la parte inicial del valle medio del río Supe, en la provincia de Barranca, al norte de Lima, a la altura del kilómetro 184 de la carretera Panamericana, en el Área Norcentral del Perú. En el área de influencia de la civilización Caral, se desarrollaron 19 asentamientos urbanos con edificios públicos monumentales, estos asentamientos varían en extensión y en la complejidad de sus componentes arquitectónicos; pero todos ellos presentan edificios públicos piramidales, plazas circulares, conjuntos residenciales y viviendas de élite. Comparten, asimismo, características en el diseño del asentamiento, el estilo y las técnicas constructivas.

Los más impresionantes edificios monumentales, están en la denominada “zona capital de Caral”, que congregó a ocho centros poblados, Lurihuasi, Allpacoto, Miraya, Era de Pando, Chupacigarro, Vichama, Áspero  y Caral. la ciudad más extensa y compleja de la época, cuidadosamente planificada, con edificios piramidales, grandes plazas y varias agrupaciones residenciales.

Caral demuestra al mundo que:

  • La civilización americana nació en Perú hace 5,000 mil años.
  • Es la ciudad más antigua de América,
  • La guerra no era la razón por la que se formaron las civilizaciones en América. El comercio y el ayni colectivo serían el eje de este foco cultural,
  • Las pirámides se empezaron a construir en este lado de América 1,500 años antes que en América Central,
  • El peruano antiguo tenia avanzados conocimientos en arquitectura, ingenieria, astronomía, agricultura, pesqueria, entre otras ciencias y practicaba la especialización del trabajo,
  • Además, todo cuanto se ha descubierto sobre Caral hasta la fecha está relacionado a lo sagrado, en donde la veneración hacia el cósmos circundante jugaba un rol esencial, razón por el cual la ciudad madre lleva el nombre de Ciudad Sagrada Caral.

 LOS INCAS

Los Incas (s. XII – s. XVI) perfeccionaron la vida político-social, las megaconstrucciones, la producción agrícola, las artes, ciencias y la medicina andina existente de las culturas precedentes. Qhaqoy es un arte milenario practicado desde tiempos inmemoriales, que ha sido transmitido de generación en generación por curanderos de la tradición andina hasta nuestros días. La principal razón para la difusión de este arte medicinal es por su inminente riesgo de extinción, motivo por el cual se hacen importantes esfuerzos a fin de promover en el mundo sus bondades holísticas, salud natural y bienestar.

Los Incas fueron el resultado de todas las culturas pre-existentes, de tantas que se ubicaron sobre todo en los andes peruanos y bolivianos, desde hace 5,000 años desde el presente, con la cuna de la civilización americana que fue Caral, pasando por Chavín, Wari, Tiahuanaco, Chimú, Paracas, Nazca, Mochica, Chachapoyas y Chanchan, que llegado el momento dieron orígen a un gran Imperio, que fue llamado el Gran Imperio del Tawantinsuyo, es decir compuesto de cuatro grandes suyos (macro-regiones). Cada suyo tenía una autonomía y sólo respondían al Inca de manera directa.

De lo poco que queda de éste majestuoso imperio, la presente página se interesa por sobre todo, por restacar y revalorizar la espiritualidad andina, que ocupa el epicentro de una civilización basada en el respeto a la madre naturaleza (pachamama) y a todos los elementos que la conforman, ríos, plantas, animales, apus, etc, porque todo cuanto existe es sagrado y merece una especial consideración.

NACIÓN Q’EROS

Se considera a los Q’eros, una comunidad ubicada a una altura promedio de 3,700 msnm. en la provincia de la Paucartambo (Cusco), como los los sobrevivientes de la tradición andina Inca. Ellos conservan aún innumerables tradiciones fruto del legado cultural Inca. El difícil acceso a la zona y la altura del poblador Q’ero ha permitido en el mejor de los casos conservar importantes muestras de espiritualidad, de pensamiento y ritualística ancestral.

La nación Q’ero se consideran los últimos incas, conforman una comunidad de aproximadamente 2500 personas. Durante 500 años los jefes de la tribu Q’ero han conservado la profecía sagrada de Inkarri, que se refiere al retorno del Inca, el cual establecería los grandes cambios en una nueva era llamada pachacuti, en el que el mundo daría la vuelta, y en el que la armonía y el orden se restablecerían, poniendo fin al caos y el desorden reinante por 5 siglos.

Los Q’ero han vivido en sus aldeas en lo alto de los andes cusqueños, prácticamente aislados del mundo, hasta el año de 1955 cuando un equipo de investigación encabezados por el antropólogo Oscar Nuñez del Prado realizaron experiencias de campo y recogida de datos, pues años atrás ya habían sido informados de indígenas que conservaban las tradiciones y lenguas originarias de los Incas. El hallazgo desde entonces ha servido para conocer aspectos acerca de la producción, manera de vivir y espiritualidad de los Incas a partir de la nación Q’ero.

Fuente: http://www.takiruna.com

Un comentario sobre “Espiritualidad andina

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s