Wiphala, emblema de la cultura andina

wiphala-1
Wiphala del Tahuantinsuyo

WIPHALA, EMBLEMA DE LA CULTURA ANDINA

Por Arnaldo Quispe

La Wiphala es parte de la inconografia y simbolismo de las culturas andinas en la actualidad, cuyo aporte probablemente tuvo su inicio en la cultura Quechua-Aymara. De allí que este emblema panandino obtiene el nombre. Como se sabe la palabra “Wiphay” es voz de triunfo, usada hasta hoy en las fiestas solemnes y en actos ceremoniales, por su parte “lapx-lapx” producido por el efecto del viento, lo que origina la palabra “laphaqi” que se entiende, fluir de un objeto flexible. Juntando los dos sonidos “Wipahy-Lapx” tenemos la Wiphala. La “px” se perdió por el efecto mismo del pronunciamiento de la palabra.

Aunque parezca difícil de entender el concepto de la Wiphala es un tema que ha despertado la polémica académica, no pocos historiadores rechazan la idea de que haya evidencias arqueológicas sobre la existencia de este emblema andino en la antigüedad, considerándola en casos extremos como una invención del siglo XX. Ciertamente la hipótesis de la que se parte es poco coherente, ya que implica considerar la existencia de una bandera rectangular al modo occidental actual. En el mundo andino precolombino no ha existido el concepto de “bandera” como tal y más bien todo apunta a la existencia de un emblema a modo de estandarte cuadrado, tal como viene reproducido en la actualidad.

vaso-kero-wiphala
Vaso ceremonial con la Wiphala

La evidencia más coherente de este emblema se encuentra dentro de los vasos ceremoniales K’ero o Quero, en donde se aprecia claramente una fila de personas, una de las cuales porta consigo un estandarte cuadrado con la forma de la Wiphala. Resulta obvio que los colores de este objeto arqueológico hayan perdido su nitidez o brillantez luego del paso de los siglos, pero es innegable que se trate de un objeto representado por los ceramistas Incas.

Sin embargo, en la actualidad son los pueblos aymaras bolivianos los principales sostenedores de la existencia de la Wiphala desde tiempos remotos y por si fuera poco se ha convertido en un patrimonio y emblema nacional del estado plurinacional de Bolivia. Esta es la razón por la que la Wiphala boliviana es la más difundida dentro de las naciones andina, que es carcaterizada por la diagonal blanca correspondiente a la dirección del Collasuyu.

El estandarte de la Wiphala tiene forma perfectamente cuadrada dividida a su vez en siete cuadrados por lado que hacen que el total de cuadrados sea 49. Dentro del emblema se hallan representados los colores del arcoiris puestos de modo diagonal: el blanco, el verde, el amarillo, el rojo, el naranja, el azul y el violeta. Esta simbología y los trazos se encuentran estrechamente relacionados con la chakana andina, debido a que crea ordenamiento paritario al mundo cosmogónico andino, desde la dualidad masculina-femenina o yanantin y desde la doble dualidad o Tawantin dividida en cuatro cuadrantes.

La representación de la Wiphala atribuye a cada suyo o macro región un determinado color, este se halla representado por la diagonal de la izquierda que nos hace recordar la diagonal de la chakana como símbolo del camino Inca. El verde para el Antisuyo, el rojo para el Chinchaysuyo, el blanco para el Collasuyo y el Amarillo para el Contisuyo.

La bandera que ha adoptado la ciudad del Cusco desde hace algunas décadas, que es rectángular y que lleva los colores del arcoiris es un intento más de incorporar la memoria colectiva de los pueblos andinos. Hoy se sabe que la bandera cusqueña es de creación reciente y que lleva entre sus colores el celeste en lugar del blanco tradicional. Este mismo diseño cusqueño corresponde con la bandera de algunos movimientos pacifistas actuales y también con movimientos de la cultura de la libertad homosexual.

wiphala-chakana
Wiphala con la chakana y los colores de las cuatro regiones del Tahuantinsuyo

Representación de los colores:

  • Rojo; representa al planeta tierra, en un sentido más bien de esencia, de la inteligencia de la propia madre tierra. Es a su vez la expresión de la cultura del hombre andino, de su presencia y su paso como hijo de la madre tierra. El rojo es símbolo de la tierra o sangre humana.
  • Naranja; representa la creatividad y es la expresión de la cultura, también expresa la preservación y procreación de la especie humana; es la salud y la medicina, la formación y la educación; es finalmente la representación de las artes humanas y de renovación cultural.
  • Amarillo; representa la energía y fuerza de las energías luminosas, es la expresión de los principios morales del hombre andino, de la racionalidad y la inteligencia colectivista de hermandad y solidaridad humana.
  • Blanco; representa al tiempo, sobre todo sus inicios, el punto de partida de toda idea o proyecto. El blanco es pureza, desarrollo, crecimiento y paz. El blanco es símbolo de la comunicación humana, de los vientos que llevan los mensajes a las direcciones sagradas.
  • Verde; representa la economía y la producción andina, es el símbolo de las reservas naturales, de la superficie y el subsuelo, representa la tierra física y el territorio geográfico. Así mismo la producción agropecuaria, la flora y fauna, los yacimientos hidrológicos y mineralógicos.
  • Azul; representa al espacio cósmico, al infinito, es la expresión de los astros y los efectos naturales que se sienten sobre la tierra, es la astronomía y la física, es la ley de la gravedad, de las dimensiones y fenómenos naturales.
  • Violeta; representa a la trascendencia y la ideología andina, es la inteligencia suprema del cósmos y de la expresión del poder comunitario y colectivo de los Andes. Representa la cosmovisión andina y la trascendencia del espíritu en la otra dimensión.

Con polémica o no este símbolo es hoy un emblema de identidad para los pueblos originarios andinos. Digamos… que luego de cinco siglos de dominación y opresión cultural occidental, la Wiphala ha sido reconstruida finalmente empujada por la memoria colectiva de los pueblos originarios andinos, con la sola idea de crear identidad, representación y ordenamiento en el macrocósmos, y que flandeando anuncia una vez más el renovamiento de un horizonte cultural andino más presente y posicionado para los tiempos actuales. Una utopía andina que pierde quizás utopismo y se hace realidad.

Fuente: http://www.takiruna.com

Otras fuentes:

  1. La bandera del Tahuantinsuyo . SIAR Cusco: http://slideshowes.com/doc/1332703/la-bandera-del-tahuantinsuyo—siar-cusco
  2. Wiphala en Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Wiphala
  3. Wiphala en Katari: http://www.katari.org/wiphala/wiphala2
  4. Wiphala en Pueblos Originarios: http://pueblosoriginarios.com/sur/andina/aymara/whipala.html
  5. Wiphala en PDF: http://cayu.com.ar/files/whiphala.pdf

Disfrutemos del tema “Wifala” por el grupo Incuyo:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s