Una lección del colibrí – relato

colibri takirunaUNA LECCIÓN DEL COLIBRÍ

Por Takiruna

Había subido y bajado del santuario una y otra vez, había recorrido todos sus recintos en busca de mi pequeño colibrí, mi mente racional me impulsaba a buscar por horas a este sabio guardián observando cada rama y sobretodo cada flor a mi paso… muy rendido me puse a descansar y luego meditar, luego abrí los ojos en absoluta calma y para mi suerte y felicidad algunos colibríes multicolores aparecieron rasantes delante mío. Era un espectáculo verlos danzar en el aire, tal vez siempre estuvieron allí y al principio mi propia mente me negaba verlos. Lo cierto es que esto me trajo una enseñanza… que es algo como que el propio colibrí me hablara dentro de mi corazón: DEJA DE BUSCARME Y ME ENCONTRARÁS.

Esta pequeña lección me permitió aquietar mi corazón en sincronía con mi ave de poder y determinar que el guardián del santuario no se ha ido, que siempre está allí y si queremos verlos pues tenemos que dejar de buscarlos. Gracias pachamamita.

Fuente: www.takiruna.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s