El ruego de una madre, nuestra madre tierra

A todos sus hijos. A los líderes políticos, financieros y militares del Mundo.

Díganle al mundo que estoy cansada y en dolor, y que no tengo tiempo para restaurarme. Esta es la razón por la que ven tales modelos climáticos severos, terremotos y volcanes que se despiertan. No se dan cuenta de lo que me hacen?

Cada vez que perforan mi corteza, cada vez que hacen una prueba subterránea, cada bomba que arrojan sobre mi superficie en su guerrear, cada bombardeo acústico, envía vibraciones que van a través de todo mi cuerpo como una onda de choque. Rompe mi estructura cristalina y causa daño a mis placas tectónicas.

Para que comprendan cómo me siento, imaginen a alguien a quien se le perfora los dientes repetidamente, y no se detiene (la tortura) a pesar de sus gritos de misericordia y sus aullidos de angustia.

Debido a que hay tanto de esto que esta ocurriendo constantemente no tengo tiempo de recuperarme, de recobrar mi equilibrio ni de sanarme a mi misma.

Les pido que sean tan amables conmigo como lo serían con un familiar humano a quien quieren, que esté enfermo, y denme tiempo y espacio para curarme.

Pido un día solar completo de 24 de sus horas. Ése es todo lo que estoy pidiendo. Sólo un día pequeño. Eso es todo lo que pido. Sólo un día pequeño. Les pido un día para cesar toda perforación de cualquier tipo, toda prueba subterránea, toda minería y voladura, todo bombardeo y explosiones de cualquier clase.

Sé que ustedes necesitan mis recursos para vivir.

Si tengo tiempo de restaurarme puedo continuar produciendo esos recursos.

Por favor, no agoten lo poco que me queda.

Ustedes están drenando la vida de mí.

Grito y no oyen mis súplicas.

Óiganme por favor.

Tómenme seriamente por favor.

Muéstrenme, por favor, la misma compasión y respeto que mostrarían a su propia madre, porque yo soy su Madre.

Sostengo su vida como saben.

Yo les di a luz.

Ustedes brotaron de mi suelo y ustedes van a mi suelo cuando mueren.

No soy un ser inanimado.

Soy un ser vivo y en crecimiento como sus científicos pueden decirle.

Soy un ser sintiente.

Soy el ser sintiente del que ustedes dependen para que continúe su vida.

Sé que esta petición enviará pánico a la gente ( especialmente a los intereses petroleros y mineros, y a las partes que guerrean ) y ellos pensarán que no pueden acatar esta petición porque paralizaría las economías, estarían asustados de que sus enemigos tomaran una ventaja injusta y perderían algo que valoran.

Les pido que lo consideren durante un día, o ¿preferirían continuar teniendo tales catástrofes severas?

¿Preferirían que me quedara sin recursos y todo muriera aquí en mi cuerpo?

Ese es el riesgo que corren aunque ustedes no desean aceptarlo.

Vayan y tómense un día de fiesta, jueguen con sus niños, amen a sus seres queridos.

Siéntese en mi hierba verde, miren mis árboles, alégrense y celebren su vida.

Bailen, canten y hagan música.

Coman, beban y sean felices.

Júntense para gozar de un día completo de paz y descansen. Todo estará aquí para ustedes cuando regresen.

No me voy a ningún sitio.

Les he dado mi generosidad durante miles de años. Este único día es todo lo que les pido a cambio.

Pido un día al año para descansar, para recuperarme, para restaurarme. Ustedes pueden tener los otros 364 días.

Por favor, reúnanse todos ustedes, acuerden un día una vez al año, honren su compromiso y manténganlo como el día más sagrado para ustedes. Mi cuerpo es tan sagrado como es el suyo.

Recuerden por favor eso. En ese día dejen a un lado toda su cólera, el odio, la maldad, el estar a la defensiva y la avaricia. A los que cometen crímenes contra otros seres humanos les pediría también que se tomen un día al año de descanso. Pido al mundo de los seres humanos que durante un día al año no hagan daño a ningún ser vivo. Será un buen descanso para ustedes al igual que para mi. Hagan de este día, en su lugar, un día de amabilidad y de alegría.

He pedido a esta mujer ordinaria que les entregue este mensaje. Ella no tiene ningún interés o influencia política, ninguna agenda. Ella es sólo una mujer común. Por favor presten atención a sus palabras. Le he hablado a ella porque estaba dispuesta a escuchar y a llevar mis palabras.

Les amo infinitamente mis niños

La Madre Tierra…

Colaboración: Mónica Verdolini (fb) http://www.facebook.com/notes/monica-verdolini/el-ruego-de-una-madre-nuestra-madre-tierra/369259727754

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s