El sentido del tantra

EL SENTIDO DEL TANTRA

Por Arnaldo Quispe

El tantra o tantrismo es una disciplina milenaria de origen oriental. Shivá, figura histórica y mítica hinduista fue el fundador del trantra, las tradiciones orales refieren que el Dios vivió hace 7000 mil años. Sin embargo, los manuscritos más antiguos del tantrismo datan del siglo VI antes de Cristo y se le vincula al Buda como uno de los difusores de sus doctrinas. Según versiones de la traducción original que proviene del sánscrito antiguo, el tantra literalmente significaría “tejido que libera o expande la consciencia” o “doctrina que libera de la oscuridad”. El tantra es un camino de acción para alcanzar el despertar espiritual. Su objetivo es la reintegración individual entre la conciencia suprema primordial (Shivá) y el sendero de la manifestación de la conciencia individual básica (Shakti). Este encuentro entre Shivá y Shakti, es el arquetipo más significativo de la doctrina tántrica, por el cual la energía humana despierta y emprende el camino de regreso a la fuente primordial.

El Tantra es una tradición que se ha difundido y conservado en oriente, principalmente en la India, Tibet y la China. Luego en Indonesia, Japón, Mongolia, Nepal y Corea. En occidente, las primeras informaciones acerca del tantrismo datan de hace dos siglos. En las últimas décadas se le ha denominado como Neo-tantrismo o “Yoga del amor” y ha depertado una corriente de interés importante. Su difusión actual pasa por diferentes sistemas y escuelas, que tratan de impulsar la esencia espiritual de esta tradición oriental. Como en todas las disciplinas místicas ancestrales, surgen grupos oportunistas que explotan el sentido de estas tradiciones, llegando a reducir al tántra como una fuente de libertinaje sexual y publicidad.

El tantra es experiencial, es decir se debe vivir o pasar la experiencia sin represión, por lo que no excluye el hecho de reconciliar paradigmas y sistemas de creencias, en un sendero de armonía e iluminación espiritual que es su objetivo principal. El aprendizaje del tantra requiere práctica debido a que basa todo su potencial de aprendizaje en la experiencia y esta, empieza con el cuerpo físico. El cuerpo para el tantra es un templo sagrado. Muchos sistemas de espiritualidad niegan el cuerpo, el deseo y el sexo. El Tantra acepta el cuerpo como sagrado, el deseo como puente de trascendencia y el sexo como fuente de placer, meditación y éxtasis espiritual.

El tantra tiene múltiples técnicas en arte, ciencia, mística, yoga, danza, respiraciones, masajes, espiritualidad, actitud y enfoque maravillado de la vida. Su metodología psicológica es actuar, sentir y pensar desde el alma (atma), en paralela frecuencia con lo divino, el alma suprema (atman). Hay varias líneas de Tantra. El sendero de la derecha es budista, se centra en la meditación y la sexualidad es imaginaria. El Tantra de la izquierda es hindú, en donde la práctica de la sexualidad es esencial, además de todas las demás prácticas energéticas. El Neo-Tantra sería la versión actual oriental-occidental, que al igual que la del lado izquierdo tiene una línea abierta a la expresión de la sexualidad. Este camino incluye el diseño de mandalas, símbolos, el uso de la conciencia y la energía creativa, la respiración, la movilización energética y la práctica sexual canalizada hacia los espacios sagrados de la conciencia en pos de la unidad del hombre y la mujer, de Shivá y Shakti, del Dios y la Diosa.

El Tantra transforma desde el interior, mueve, reparte y produce alquimia de las energías que vibran desde el cósmos del cuerpo, produciendo creatividad y evolución. A través de la práctica constante se evoluciona, se cambia, porque toda perfección es perfectible y no hay límites ni estática. La perfección es aquí y ahora, y de ahora en ahora es cada vez más perfecta. El Tantra apunta al completo desarrollo de la conciencia, libre en todos sus campos y para ello no rechaza el mundo, ni lo considera ninguna ilusión sino algo real, tomando a la tierra como una escuela de vida.

Fuente: http://www.takiruna.com

5 comentarios sobre “El sentido del tantra

  1. ¿Sabías que el sexo tiene beneficios para tu cuerpo?

    Resulta que el tener relaciones sexuales puede ser la forma más placentera de mantenerte en forma. Si, el acto sexual quema calorías. Además, tiene beneficios para tu corazón y para tu postura.

    Si eres hombre, los últimos estudios demuestran que el eyacular frecuentemente puede ayudar a reducir tus riesgos de sufrir cáncer de próstata. Y si eres mujer, el sexo puede ayudar a regular tu ciclo menstrual y fortalezer tus musculos pélvicos para mejorar el control de la orina.

    Me gusta

  2. HERMANO AMIGO Y COMPAÑERO QUISPE ESTA MUY INTERESANTE SU COMENTARIO SOBR EL TANTRISMO ORIENTAL PERO ME GUSTARIA SABER SI TAMBIEN EN NUESTRAS RAICES AYMARAS Y QUECHUAS HAY UNA CONCEPPCION TANTRICA ESPECIFICMANTE DESDE LA LECTURA DE LA TAWA CHAKANA O CRUZ ANDINA, DESDE YA MUCHAS GRACIAS
    Rafael Menghi
    Espacio Humanista
    de los Pueblos Originarios

    Me gusta

    1. Hola Rafael, pues vaya, que pregunta para más interesante, lo que quiero decirte por el momento es que el conocimiento de la sexualidad ancestral andina es más amplio de lo que uno se imagina. Y lo iremos abordando de a poco. Un saludo.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s