Meditación en el Apu Monserrat

apu monserrat

MEDITACIÓN EN EL APU MONSERRAT

Por Arnaldo Quispe

Desde hace unos cinco años el paso al Apu Monserrat parece un paso necesario, si bien es cierto he perdido la cuenta de las veces que he visitado el Apu desde todas sus laderas, no dejo de sorprenderme jamás de las experiencias nuevas de las que me voy retroalimentando. El Apu ahora lo siento como familiar y hasta lo he adoptado dentro de mis rituales de 12 apus sagrados con los cuales realizar el despacho de saludo y gratitud dedicado a estas wacas sagradas. Lo he adoptado como oráculo y espíritu tutelar que me guía en cierto modo, dándome las respuestas precisas en los momentos igualmente puntuales.

Seguramente rodear en coche la entera cadena de Monserrat requiere menos de una hora, que no viene al caso, debido a que la idea es la de realizar un trabajo personal que entiende meditar, caminar en sus laderas o senderos, visitar los monasterios o lugares de poder. Aún hasta el momento presente vengo escuchando las más inverosímiles historias y cuentos que provienen desde la antigüedad. Lo cierto es que Monserrat no deja de sorprender y maravillar por sus bondades como montaña protectora de Barcelona y Cataluña, posee entre otros deleites formaciones rocosas que parecen desafiar la gravedad, imágenes de animales totémicos como el águila o cabezas de dragón, piedras que parecen estar en movimiento y contar sus propias crónicas.

Por ello se dice que en Monserrat la roca habla y sirve de oráculo incluso que da acceso a puertas dimensionales. Numerosos místicos hablan acerca de la puerta que da acceso al reino de Agartha en las profuncidades de la tierra, cuya puerta de ingreso se encontraría precisamente en algún punto secreto de la montaña sagrada. Los más optimistas eligen a Monserrat como centro preferido de avistamiento de ovnis, en este capítulo los cazadores de encuentros con vida inteligente extraterrestre se encuentran muy entusiastas del nivel alcanzado gracias entre otras cosas a lo que descubren en cada presencia en la montaña.

En lo personal no me siento tan diferente de aquellos que le conceden al Apu tal poder magnético, cuya fuerza parece resonar en cada aspecto sutil, que se evidencia con experiencias extrañas y visiones de carácter marcado, que no dejan de sorprenderme. Cada sendero es una puerta abierta al misterio y al encuentro de un estado de conciencia en conexión con el corazón de la montaña. Se logra apreciar sin dificultad su propia bola, como un aura que resplandece cuando se realizan ejercicios de visión superior Qhaway de orden andino. No es difícil adentrarse en su energía y recibir de primera mano el mensaje oculto a los ojos comunes que vierte la montaña a cada paso.

petirrojo en monserrat

Una fuerte visión me sobrevino solo poco después de atravesar el ayuntamiento de Monistrol de Monserrat, en uno de los primeros y más distantes senderos que conducen a la cima. Un petirrojo me acompaño por casi una hora brindándome claridad visionaria y conectándome cada vez al interior del viaje sagrado que produce el renovamiento o cambio espiritual. La presencia del ave simboliza una bendición del cual uno se hace merecedor, luego el petirrojo parecía hablar y moverse al unísono de la meditación. Su presencia me hizo recordar en alguna manera a mi colibrí sagrado, porque si bien es cierto no volaba deteniéndose en el aire, cuando menos lo advertía se encontraba al lado derecho o izquierdo o muy curioso observándome agazapado de un árbol a no menos de un metro de distancia.

El monasterio de Santa Cecilia, que se sabe es la primera abadía de Monserrat -de acuerdo a la historia- tuve una presencia imponente visionaria de monjas que oraban en estado de trance, cuya labor benedictina fue encomiable en su momento en aras del bienestar de la humanidad. Mi visión me invitó a viajar por el interior del templo sin siquiera pisar sus ambientes, era una forma de monje que llegaba de muy lejos, como un emisario de Roma, que solicitaba audiencia con las monjas del claustro para realizar rituales cristianos secretos muy antiguos en afirmación de la fe que podría traer paz y el tan anhelado bienestar. Fueron imágenes rápidas en el tiempo lineal que llegaron y se fijaron como si se tratase de una experiencia detenida en un tiempo circular. Como si en un minuto recibiera tamaña información de poder liberar sensaciones, emociones y pensamientos al unísono.

Ocaso en Monserrat
Monserrat desde el bajo
Monasterio de Santa Cecilia
Monasterio de Santa Cecilia
Coloso en Monserrat

El Apu tiene algo de mágico que trabaja de modo increíble la sensualidad y la sexualidad esencial. El rubor y la energía sutil de la Ñusta del Apu que suele habitar de acuerdo a mi percepción en las riberas del Río Llobregat y que envuelve la montaña cargándola de energía lunar es una fuente de sami (energía refinada) que suele invadir los sentidos y el cuerpo sutil produciendo un baño mágico que va a recargar las propias baterías en estos aspectos. Bien fue posible realizar un ritual personal y fluir al unísono de la montaña entregándole como en reciprocidad el propio sami personal. la recompensa de ayni fue abrumadora  e imponente.

El Apu Monserrat es una montaña mágica y paso obligatorio para todos aquellos que como yo tenemos que realizar peregrinaciones periódicas, en busca de respuestas de un oráculo que funciona desde hace milenios como en este caso. La experiencia de meditar en la montaña puede recargar las baterías hasta una próxima oportunidad en el que seguramente rendiré homenaje a mi otro Apu tutelar Huaynapicchu. Hasta entonces el corazón aguardará con paciencia el retorno a la montaña.

Fuente: http://www.takiruna.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s