Don Mariano y las Ñustas

mariano quispe 3

DON MARIANO Y LAS ÑUSTAS

Por Arnaldo Quispe

Antes que conociera en persona a Don Mariano Quispe ya hace algún tiempo atrás, había tenido experiencia con una y otra manera de expresión referida sobre la tradición espiritual andina. Este paradigma se encuentra -como todos somos testigos- en fase de expansión y apertura en todo el mundo que conocemos y se vienen realizando diferentes iniciativas para su correcta transmisión y divulgación a los cuatro vientos. Considero que mi persona forma parte de esta apertura a la humanidad y que todos los esfuerzos se encaminan a ello.

La llegada de Don Mariano sin embargo marca un hito en esta transmisión de conocimientos, es como lo describo en primer plano un antes y un después, algo que coge forma con gran fuerza y que corresponde a un nivel digamos vibratorio poco conocido y hasta divulgado dentro de las esferas de la tradición. Como alguien que vive desde dentro este tipo de cultura y espiritualidad he podido notar hasta la fecha un gran perfil hecho y construido desde lo masculino del yanantin, que dicho sea de paso se encuentra abarrotado de maestros y sacerdotes de todo nivel y siempre masculinos en cuanto a género. La gran pregunta que me ha surgido desde la absoluta espontaneidad era… y ¿qué pasa con los puntos de vista hechos desde la feminidad? es decir… los puntos de vista femeninos de la tradición, que bien se pueden explicarse con aquellos elementos, instancias tutelares o seres mágicos que nos puedan dar la información desde el perfil de lo femenino.

Una de estas respuestas nos llega ahora de la mano de Don Mariano Quispe, un anciano sacerdote de origen Q’ero actualmente residente con su familia en las faldas del Apu tutelar Ausangate. Este personaje legendario junto con Doña María, Don Alejandro y Don Claudio, son algo así como los últimos exponentes de esta rica tradición que nos habla del aspecto femenino del mundo andino y nos traen para ello elementos visibles como son las ÑUSTAS, como instancias superiores del contexto andino semejantes o complementarios de los Apus masculinos por ejemplo. Pero la tradición para suerte nuestra, está rica de elementos femeninos como son la propia madre tierra, el agua o la luna, los cuales juegan un rol trascendente dentro de las dinámicas rituales de la espiritualidad andina.

humantay 2

Humantay, el hogar de Doña Tomasa Ñusta

mariano quispe 7

La familia de Don Mariano en Ausangate

Para suerte nuestra el conocimiento referido a las Ñustas se encuentra en fase de rescate y el hecho de tomar contacto con Don Mariano nos posibilita de primera mano que podamos iniciarnos en este linaje sin intermediarios. Según mi punto de vista los conocimientos de Don Mariano y los otros maestros ancianos y legendarios de origen Q’ero y de Ausangate escapan al control de la clasificación antropológica o histórica, que ha etiquetado en niveles o los ha puesto a merced de la manipulación de intereses de diverso tipo.

Si este conocimiento sobrevive al paso de los tiempos por medio de maestros octogenarios como Don Mariano, es una gran muestra de autenticidad y de aquello que siempre suponíamos que hay más cosas que irán saliendo por su propio peso y mérito. Hoy esta escuela itinerante cuenta con el respaldo de nuevos adeptos que apoyan las causas y la idea de un balance de equilibrio entre las fuerzas pares del yanantin masculino y femenino. Hoy este panorama siendo nuevo es transparente y permite que las cosas se vayan aclarando de manera natural y hasta con completa originalidad.

don mariano quispe 6

La iniciación por Don Mariano

mariano quispe 1

Despacho de Ñusta Karpay por Don Mariano Quispe

La Ñusta permite sea en hombres y mujeres ese conocimiento que completa una gran parte de nuestro apetito acerca de la tradición andina y hoy contamos con la posibilidad de ser partícipes de esta integración que apunta a un escenario más holístico. Estos espíritus femeninos de las montañas, paisajes, lagos, lagunas o ríos hoy comienzan a recobrar su fuerza gracias al llamado y la activación de los templos y puntos desde donde son originarios. Hoy sabemos que en todas partes encontramos a las Ñustas porque son parte de nuestra geografía y realidad cotidiana.

Gracias a Don Mariano Quispe hoy llevamos adelante este conocimiento autenticamente ancestral y damos la bienvenidos a todas las personas libres de buena voluntad que quieran formar parte de esta gran familia de integración yanantin hoy hecha de realidad, inclusión y armonía.

Fuente: http://www.takiruna.com

Esta entrada fue publicada en Ñusta Karpay, Takiruna y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s