El escenario del New Age andino…

new age andino

EL ESCENARIO DEL NEW AGE ANDINO

Por Arnaldo Quispe

Recuerdo que hace unos veinte años atrás comentaba con unos maestros andinos… -auténticos ancianos de conocimiento-, que si el bagaje de espiritualidad andina iba también a ser considerada por el New Age moderno?… han pasado esos veinte años y como si fuera una historia anunciada o profecía efectivamente la tradición andina viene siendo recogida por las diferentes tendencias de la moda espiritual moderna. Esta vez, una vez superados muchos prejuicios, el panorama parece abierto y hasta disponible a tomar o coger cuánto nos llega a los ojos…

El tema de reflexión de este post alcanza ribetes de “consumo”, mucha gente por ejemplo me pregunta por mastanas, misas, cruces, chumpis, pampamisayocs, códigos, cursos online, nombres espirituales, sanaciones a distancia, viajes y tantas otras maneras puedan -entiendo yo- actualizarse en esta rica tradición. El tema pasa también por la circunstancia de acceso a la tradición, esto implica reconocer el filtro o triage por el cual uno llega al umbral, debido a que esto puede supeditar actitudes tan extremas como el fanatismo o las creencias sobrepuestas…

Esto último por ejemplo viene suscitando numerosas solicitudes de información, en relación por ejemplo sobre los “códigos andinos”, mucha gente del mundo occidental ha llegado empujado bajo este modelo de new age andino por raro que parezca… hoy se llega a pensar que en el mundo andino todo son “Códigos” o ritos “Munay Ki” y me preguntan convencidos si les puedo yo enseñar dichos método. Esto lo atiendo casi a diario y mi respuesta es siempre la misma…. en el sentido de recomendar que vayan a la fuente de quién les propuso dichos modelos y que se documenten bien sobre la antigüedad o historia real de dichos métodos. No tengo otra respuesta que insistir que sigan aprendiendo de las personas, “maestros” o “sumos sacerdotes” que les transmitieron dichos modelos. Creo que esto es hasta ético.

Sobre este tema ya me manifesté en el pasado y lo que hoy me motiva a escribir este post es -precisamente- por la andanada de mensajes e invitaciones para enseñar dichos modelos nuevaeristas que en definitiva no los siento como auténticos; y todo aquello que no vibra o va en sintonia real de respeto con la tradición al final y al cabo queda como superficial o alimenta la mediocridad humana. Sobre este punto soy claro en afirmar que no es mi menester enseñar algo con lo cual no me siento identificado. Con ello aclaro que no estoy discrepando ni desmereciendo la validez de dichos modelos, que cómo métodos pueden haber ayudando a mucha gente…. pero como siempre repito bien harían sus autores en declarar y llamar las cosas por su nombre, afirmar por ejemplo la propiedad intelectual o el año de creación real de sus propuestas, de modo que entendamos que son finalmente aportes modernos de la nueva era andina y no precisamente historias auténticas de la tradición que gozan de la reputación o aceptación de todos los ancianos de conocimiento.

Hoy por hoy encontramos numerosos viajeros que se dirigen al centro medular de la cultura andina que es la ciudad del Cusco en Perú, encontramos por ejemplo personas que llegan por diferentes motivos, algunos llegan empapados buscando Códigos por doquier, otros suponiendo que todo cuánto hacen los maestros andinos es Munay Ki, otros llegan por curiosidad o turismo espiritual o en búsqueda de experiencias extremas… Pero los hay también quiénes llegan con el afán honesto de ir al fondo de los asuntos, en profundizar sobre la tradición, digamos que no se comen todo el cuento y desean por propias iniciativas preguntar o investigar mucho más, casi siempre resulta que estas últimas personas abren bien los ojos cuando se informan o hacen sus propias encuestas sobre la validez de los modelos del New Age andino moderno, dentro del real contexto de maestros ancianos andinos… y EUREKA, nadie les da razón, nadie conoce, nadie practica bajo esos conceptos o métodos… la gran verdad queda descubierta y aunque ello cause desilusión en un inicio, la verdad finalmente los hace libres nuevamente…

El mundo andino es rico de conocimiento y tradiciones y como ocurre con otras tradiciones espirituales -el mundo andino no es una excepción-, lo que se necesita en un primer orden es acudir con los ancianos de conocimiento, aprender de los sabios, de los pocos que quedan, de aquellos que cuentan con una experiencia de vida y son auténticos transmisores de la espiritualidad andina poseedores de gran solvencia moral y trayectoria de vida. El hábito no hace al monje… y hoy se piensa que cualquiera que se ponga un poncho y un chullo andino es un “gran maestro espiritual”, como me dijera un maestro Q’ero en mi última visita a la comunidad de Hatun Q’ero.

Hoy hay que alertar de la tendencia de nombrar a mansalva “sacerdotes”, ojo repito “sacerdotes pampamisayoc” a fulano y sultano, con el afán meramente de lucro. Esto es claro y por raro o curioso que parezca más de uno se presenta hoy en día como gran o sumo “Sacerdote Pampamisayoc“… porque hicieron el curso o ritual de iniciación de fin de semana en tal o cual evento… Esto es grave teniendo en cuenta que la categoría que se menciona requiere una verdadera y auténtica formación en las montañas andinas, algo que toma tiempo por años… pruebas de paso y elementos que tendrían que caracterizar o darle la capacidad al practicante para ser lo que afirma ser.

Este es un nuevo escenario de masa crítica que corresponde -como decimos los practicantes del cuarto nivel- a un escenario donde el ayni principal es lo material, algo conocido como “challay“, en donde vibran energías pesadas de baja resonancia… Lo importante como dicen los maestros es entender estas nuevas tendencias dándoles la cobertura que se merecen y seguir -por encima de todas las cosas- la vibración de la integración. Casi todo cuánto se ve en la actualidad moderna del new Age andino correspondería al tercer nivel…. que es un espacio de confrontación, de competencia, de sacar lustre al ego por todos los frentes, al protagonismo por donde se mire. Para llegar al cuarto nivel como dicen algunos maestros solo es posible que los pasos te lo puedan enseñar maestros del cuarto nivel. Un maestro del tercer nivel no puede enseñarte a entrar al cuarto nivel. Estar en el cuarto nivel nos permite llegar a todos los horizontes, desenvolverte con propiedad en el mundo de energías sutiles y esto es una facultad que sólo lo puede lograr aquél que llega precedido por un linaje claro y específico correspondiente al cuarto nivel.

Mi recomendación final es estar con los ojos abiertos y tener apertura a cuánto nos llegue en las manos sin perder la libertad, evitando cerrarse con un concepto, propuesta o escuela por linda o pura que esta parezca, se requiere abrir el canal de la bibliografía y la documentación, de las referencias personales, de la filosofía personal como ejemplo de vida, como para prepararnos para acoger las nuevas propuestas o filtrarlas por el canal correspondiente. Seamos abiertos y críticos constructivos en nuestra vida, tomándolo todo con calma a fin de evitar caer en el mundo de la fascinación por ingeniosos métodos de nueva era… evitemos -en este sentido- ser parte de la manada…

Fuente: http://www.takiruna.com

 

2 comentarios sobre “El escenario del New Age andino…

  1. Hola …estoy en Lima…y como siempre leer tus artículos es muy clarificar !!! un abrazo ojala el año que viene podamos hacer algo ya tengo varias interesadas….tratemos de seguir en contacto un abrazo Valeria

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s