Machupicchu: 10 maneras de recargarse de energía

machupicchu

MACHUPICCHU: 10 MANERAS DE RECARGARSE DE ENERGÍA

Por Arnaldo Quispe

Este santuario considerado patrimonio de la humanidad, viene siendo visitado diariamente por no menos de dos mil personas, turistas que llegan procedentes de todos los ángulos del planeta con el ánimo de tomar contacto con cada aspecto de la ciudadela Inca y la energía portentosa que emana este lugar paradisiaco.

El objetivo principal del turista estándar es observar el parque arqueológico, con ello una parte de la historia y tradición de la cultura Inca. La ciudadela presenta recintos y ambientes megalíticos que hoy desafían la ingeniería de construcción más moderna. Edificaciones portentosas en lugares imposibles y diseños de arquitectura destinados para el desarrollo cultural y espiritual de este pueblo milenario.

En Machupicchu, en términos generales solo basta recorrer sus calles y recintos principales para recargarse de la energía granítica de la principal piedra empleada en sus edificaciones y por si fuera poco la energía telúrica que emana la montaña sagrada que lleva el mismo nombre. A esto se suma el contexto geográfico caracterizado por montañas verdes y Apus propias de la Selva alta peruana. No podríamos dejar de mencionar el imponente río sagrado Wilkamayu, más conocido como Urubamba que es prácticamente propietario de la quebrada que circunda las faldas del cerro, sobre el cual se encuentra construido el entero complejo arqueológico.

En nuestro caso, vamos a proponer una lista de 10 recintos sagrados, con sus respectivos ejercicios relacionados con la energía, que bien puede ser una alternativa para tomar la cosa más en serio y realizar una entera experiencia espiritual en esta ciudad sagrada.

  1. MEDITACIÓN EN MACHUPICCHU. Normalmente todo lugar en Machupicchu es digno para realizar una breve sesión de meditación, en la postura que una prefiera y con los argumentos que uno desee. En nuestro caso recomendamos realizar una profunda meditación en el lugar denominado zona de explicación, que se ubica por detrás de la casa del guardián en la parte alta de la ciudadela, por ser un lugar más tranquilo y poco frecuentado por los numerosos turistas. En el mundo andino la palabra que más se acerca a la meditación se llama arte del PACHAQHAWAY, que es una forma de contemplación plena del contexto, no es precisamente vaciar la mente o visualizar algo objetivo, más bien se trata de prestar atención al mundo interior y exterior para agudizar nuestras facultades mentales superiores y desarrollar la capacidad de conexión directa con todo lo percibido, en este sentido guarda mucha relación con el Mindfulness occidental. Sugerimos respirar profundo en una posición relajada, luego la postura puede variar e incluso puede ser más dinámica. Luego se realizan diferentes ejercicios para apreciar y tomar contacto con cada característica del entorno hasta su completa asimilación e integración en uno mismo. La meditación andina nos permitirá de ser uno “con el aire”, “con la montaña”, “con el templo del Sol”, “con los ancestros”, etc.
  2. RECARGARSE DE ENERGÍA EN LA PUERTA DEL SOL. Este sector de la ciudadela se llama Intipunku y se ubica en sector que da acceso al camino Inca, el tránsito es libre hasta este lugar, pero toma algo más de media hora de caminata mediante una pendiente segura de fácil acceso. Una vez allí recomendamos recargarse de energía solar por medio de la técnica del SAMINCHAKUY, el mejor momento del día es cuando cae el zenit del Sol, al mediodía. Para quién no conoce cómo se realiza el saminchakuy recomendamos pararse o sentarse en un lugar tranquilo de este recinto y concentrarse en recargarse de la energía espiritual del astro solar (la esencia del Sol), la cual llegará desde la parte superior de la cabeza hasta dirigirse a la punta de los pies, es clave para este ejercicio dejar a la tierra de manera paralela todo aquello que no nos sirva o que queramos simplemente desechar para que cumpla con el requisito de la ley del ayni andino, es decir de la reciprocidad en el proceso de intercambio de energía.
  3. RECONEXIÓN EN EL PUENTE INCA. El sector conocido como puente Inca es otra zona de libre tránsito incluido dentro del boleto general de ingreso al santuario. El acceso es por la casa del guardián en la parte alta de la ciudadela. Lo que se recomienda hacer en el puente Inca ya sea solo, en pareja o en grupo es una meditación andina o Pachaqhaway, que tiene como propósito conectarse con algo con lo cual uno desea entrar en mayor conocimiento. La naturaleza de un puente es la de establecer una comunicación entre dos puntos y la vibración energética de este puente Inca levantado en un lugar “imposible” de construir algo, nos ayuda a re-conectarnos con algún elemento con el que queramos entrar en mayor relación. No es necesario cruzar el puente que dichos sea de paso se encuentra cerrado, solo basta estar en las inmediaciones y realizar todos los ejercicios del caso.
  4. JUCHAMIJUY EN LA CIUDADELA. Para el practicante de la medicina energética andina se recomienda realizar el ejercicio especializado llamado JUCHAMIJUY, que tiene que ver con ayudar a metabolizar la energía pesante de otras personas, en este caso recomendamos realizar esta práctica horizontal para ayudar a muchas personas que visitan el parque arqueológico y que en muchos casos se quedan vulnerables o expuestos por no realizar la preparación o limpieza que este tipo de visitas a lugares sagrados exige. En realidad solo basta concentrarse de manera dinámica y comenzar a digerir cuánta energía pesante se observe entre los visitantes y turistas comunes. Esto les ayudará a los propios turistas a procesar la energía pesante más tóxica y de paso ayudará al santuario a metabolizar las altas frecuencias o concentraciones de energía pensante que se acumulan entre sus recintos. Para realizar el juchamijuy el practicante se debe concentrar en extraer la energía tóxica de otra persona y ofrecerla como ofrenda a la madre tierra. Esto suele beneficiar a todos en su conjunto, inclusive el practicante se beneficia debido a que una parte de la energía pesante transmuta y le concede una buena dosis de energía limpia o refinada, para su propio beneficio.
  5. CONEXIÓN CON EL INTIWATANA. Este recinto se encuentra vigilado por los guardaparques de manera constante y la fila que se forma impide realizar cualquier maniobra o práctica energética por mucho tiempo. Lo que recomendamos realizar en este reloj del tiempo solar, es crear una conexión directa mediante los seq’es, estos son cuerdas o líneas energéticas que podemos establecer con elementos superiores como en ese caso con el Sol, dador por excelencia de energía refinada. Este ejercicio va más dirigido a la esencia del Sol que a su apariencia. Como quiera que la zona de acceso al Intiwatana impide realizar ejercicios por mucho tiempo, lo que se recomienda en primer lugar es conocer y observar el monolito Inca, para luego ir a un lugar más tranquilo del complejo arqueológico a fin de realizar la práctica energética deseada, en este caso con el Intiwatana. Como en los casos anteriores el practicante ya sea de pie o sentado asume una postura relajante con respiraciones profundas, para luego proceder con el ejercicio de construir las cuerdas energéticas con los elementos del Hanak Pacha, del mundo superior andino, que son portentosos depositarios de energía pura y refinada Sami, energía que nos recarga positivamente en la vida cotidiana.
  6. RECARGARSE EN EL TEMPLO DE PACHAMAMA. Este recinto ubicado por debajo del templo del Sol se localiza en la zona sagrada de la ciudadela o Hanan. En este templo se pueden realizar dos prácticas de carácter energético. La primera es otorgar una ofrenda personal o grupal “HAYWARISKA ENERGÉTICO“, enviando a la tierra toda la energía pesante de la que somos portadores (cansancio, estrés, penas, dolor del cuerpo, rabia, resentimiento y falta de perdón, etc.), como bien se sabe todo este material llamado jucha sirve de alimento para la Pachamama, responsable de la metabolización de la energía pesante humana. Nuestra ofrenda es un paso necesario a fin de entregar nuestra cuota de reciprocidad o ayni sin la cual la relación de intercambio de energía no procedería de la mejor manera. La otra manera de aprovechar este templo es la realización de un ejercicio llamado SAYWACHAKUY, que es una manera de captar la energía refinada sami de la madre tierra, de manera ascendente y vertical, que va a nutrir nuestro campo energético y que inclusive sirve para canalizar energía de la tierra para otras personas.
  7. NUTRIRSE CON EL AIRE Y VOLAR CON LAS ALAS DEL CONDOR. Este templo es uno de los recintos más conocidos del Machupicchu, se le utiliza a nivel energético para recargarse del elemento AIRE, por medio de las imponentes alas del condor que se extienden de manera amplia. Como quiera que el templo es muy transitado se recomienda realizar el ejercicio -como en el caso del templo del Intiwatana- en otro sector más tranquilo del Machupicchu. Otro trabajo energético que se realiza con ayuda el condor es la del viaje de visión, en este caso lo más apropiado será realizar la práctica de conexión superior en un ambiente más tranquilo. El viaje puede implicar conocer respuestas a ciertas preguntas que nos formulamos y que el condor precisamente sirve de ayuda para que encontremos la mejor alternativa. Es un viaje de visión que implica una buena postura, relajación, intencionalidad y visualización, el resto lo otorga este importante ave de poder andino que en el mejor de los casos ayuda en la apertura del tercer ojo, como portal dimensional de ese mundo “otro” más allá de las apariencias.
  8. RECARGARSE CON EL AGUA DE LAS PACCHAS. Este recinto sirve para diferentes propósitos, uno de los cuales es la de realizar una profunda limpieza a nivel energético con ayuda del elemento agua. Aunque si bien es cierto en la actualidad el agua que discurre por sus fuentes se encuentra casi ausente, lo más adecuado sea realizar el baño a nivel energético. Debido a la vigilancia constante por parte de los guardaparques se hace imposible tocar o acceder a alguna de sus fuentes de caídas de agua o bañeras hechas en piedra, que en conjunto acompañan una larga escalinata. Lo mejor será realizar -al igual que con el templo de la pachamama- una ofrenda personal o grupal en algún ambiente colindante más tranquilo y menos transitado. Esta ofrenda pudiera estar relacionada con descargar elementos de carácter emocional que bien el elemento agua pudiera hacer reciclar como parte de de su naturaleza esencial. Otro ejercicio espiritual a realizar con el agua o UNU, es la de comunicar con el elemento agua de aspecto femenino a fin de que el agua nos otorgue su energía SAMI y nos ayude con la gestión de nuestros sentimiento y emociones, esto tiene relación con la función del agua cuando se le considera como un elemento aliado
  9. ALCANZAR A LOS APUS EN LA CIMA DEL HUAYNAPICCHU. Los apus representan la esencia de las montañas, en el mundo andino se afirma que en las montañas viven nuestros antepasados y que cada montaña sea portadora de uno o más espíritus de seres ascendidos que una vez fueron humanos. los apus, también conocidos como wamaníes equivalen en el aspecto energético a la naturaleza de los ángeles guardianes occidentales. Machupicchu en sí mismo es un apu sagrado, sobre el cual en una de sus faldas se construyó la ciudadela que hoy lleva su nombre. El Huaynapicchu es otro apu, del que se asegura es hijo del Machupicchu. De la otra parte en frente del Machupicchu tenemos la montaña llamada Putucusi, del cual se asegura es esposa de este primero y madre por consiguiente del Huaynapicchu. El ejercicio lo podríamos realizar en cualquiera de estos apus u otros que uno mismo pudiera elegir, en este caso hemos designado el apu HUAYNAPICCHU para realizar la meditación con las montañas sagradas, debido a que cuando se alcanza su cima, el practicante se encuentra rodeado de grandes apus y el paisaje en general ayuda a entender la naturaleza imponente de los mismos. La meditación con los apus se puede realizar en la cima del Huaynapicchu, sobre alguna de sus rocas sagradas, realizando el siguiente ritual: posición cómoda, relajación del cuerpo y la mente, respiración profunda y luego la conexión hasta ser uno con los apus mediante la visualización e intencionalidad. Otro ejercicio que se suele practicar es la de recostarse en la roca sagrada que se ubica en uno de sus lados, esta roca tiene la forma de una plataforma plana e inclinada que da al Sol y que sirve para sentarse o recostarse y con ayuda de la mesa chamánica o misha realizar la toma de contacto con los apus o con el Sol. El intercambio de energía se realiza con la misha que en este caso se colocará en la zona del ombligo.
  10. RENACER EN EL TEMPLO DE LA LUNA. El templo de la Luna, al cual se le llama la gran caverna para su ubicación inmediata dentro del mapa de Machupicchu es uno de los recintos menos visitados en el parque arqueológico, de hecho solo acuden los más entendidos en el tema para realizar la visita al lugar o realizar alguna práctica energética. En nuestro caso este templo es de mucha utilidad debido a que presenta unas ventanillas llamadas hornacinas, las cuales se encuentran estrechamente relacionadas con los espíritus de las ñustas. Las ñustas son espíritus femeninos y la practica con ellas se sobreentiende como camino sagrado de la sacerdotisa Inca. Si bien es cierto la práctica de las ñustas es un tema complejo y hasta especializado dentro de la tradición espiritual andina, en este caso solo será necesario, realizar una meditación en cada una de estas hornacinas, de las cuales solo hay que esperar energía refinada sami, cada una de estas hornacinas nos concederá una cualidad diferente de energía, algunas se relacionarán con la visión, otras con los ancestros, otras con el mundo interior, lo importante es que cada uno pase la experiencia de las ñustas y tenga su propia impresión de los hechos.

En Machupicchu son numerosos recintos entre templos, rocas sagradas y demás recintos sagrados o wacas, sobre las cuales se puede siempre erigir una práctica energética determinada. Esto último se aplica por regla general y en todos los casos a otros templos o lugares sagrados en el mundo. A este conjunto de prácticas para reconocer un lugar sagrado y activarlo se le conoce como LLAQTAKARPAY, que es la manera en que el practicante toma en contacto con la energía predominante del ambiente o lugar. Mediante la llaqta se advierte el tipo de trabajo energético al cual obedece cada recinto, actividad que probablemente una vez en tiempos antiguos o milenarios daban sentido a la construcción de determinado recinto o waca. En la actualidad se vienen realizando ejercicios de Llaqtakarpay en todo el mundo por parte de los practicantes de la tradición espiritual andina, esto con el objeto de activar el sentido espiritual de un determinado espacio o centro sagrado.

Fuente: http://www.takiruna.com

Nota: se autoriza la difusión de todo o parte del presente material escrito siempre y cuando se cite la fuente del mismo.

Esta entrada fue publicada en Cosmovisión Andina, Takiruna, viajes a peru y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s