TOMA DE CONTACTO QHAQOY

En el masaje Qhaqoy la toma de contacto asume una importancia central. El contacto Qhaqoy representa un arte creativo y una fina especialización por parte del terapeuta Qhaqoy, esta toma de contacto no se limita al contacto físico. La toma de contacto Qhaqoy comienza mucho antes que el masaje haya iniciado, debido a ello se puede describir algunos niveles de contacto a considerar a fin que la experiencia de contacto sea un proceso creativo importante y hasta trascendente tanto para el masajeado y para el terapeuta. Las tradición andina nos dice que en todo proceso de contacto hay una suerte de reciprocidad (ayni) y es muy natural que todo proceso de contacto sea este guiado o no, es siempre un proceso de crecimiento personal para los involucrados.

Las niveles de contacto Qhaqoy tienen una naturaleza holística y sistémica, de modo tal que si en apariencia se altera algún componente o zona de acción, esto influye en la totalidad. La única manera de poder descomponer en niveles de contacto obedece a facilitar el proceso de comprensión de la técnica Qhaqoy. Los maestros andinos aseguran que no es fácil asimilar 5000 años de historia cultural pan-andina y hay que tener apertura en enseñar el arte de modo que las personas se enriquezcan con los conocimientos ancestrales. El masaje andino Qhaqoy es una medicina holística que procura salud, bienestar y crecimiento personal, un arte redescubierto y para cuya difusión se deben facilitar todos los procesos de aprendizaje a fin de evitar un desenlace de extinción cultural.

Mucho antes de tocar el cuerpo de un paciente hay niveles de contacto que se deben considerar, por ejemplo el nivel energético, pues es una fuente rica de comunicación y lectura holística del cuerpo. Este nivel energético tiene un amplio desarrollo y contenidos muy vastos que difícilmente podrían explicarse en contados párrafos, pero que de alguna forma iré trasmitiendo en otros artículos, entrevistas y libros por publicar. El nivel energético de contacto entra a relucir desde la intención del pensamiento por ejemplo, y mejor aún desde que se movilizan energías del poqpo (campo aurico). Se necesita de adiestramiento especial para poder tener una lectura de estas variables metafísicas no visibles a los ojos humanos, solo percibibles por una aguda capacidad sensitiva e intuición.

Sin embargo hay otros niveles que deben analizarse para lograr encuadrar como objetivo una experiencia enriquecedora de masaje Qhaqoy, tenemos por ejemplo el nivel mental (del pensamiento), el emocional, el relacional, entre otros. Quizás se deja para el último el nivel físico, pero es solo una apariencia pues cuerpo, mente y alma son aspectos de un mismo propósito. De todos modos el nivel de contacto físico Qhaqoy es un arte medular, por medio del cual se evidencia el grado de especialización del maestro curandero andino.

Autor: Arnaldo Quispe.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s