Apuntes sobre la autoestima

Por Arnaldo Quispe

Imagine un boomerang que luego de ser lanzado al aire, regresa al lanzador, rara vez un boomerang cambia de dirección, es decir su naturaleza es un juego de volar y regresar. La autoestima es la capacidad de sentir estima y amor por uno mismo, como en el ejemplo del boomerang, el afecto se dirige a uno mismo, se siente o no se siente. La autoestima es sentir afecto por uno mismo, la carencia de autoestima es la ausencia de dicho afecto. La autoestima es una facultad que se aprende, se siembra y se cosecha a lo largo de la vida.

Analicemos gracias a Fishman lo que pasa cuando uno siente afecto por sí mismo y lo que sucede cuando hay carencia de ese sentimiento. Fishman dice respecto de la autoestima: – Autoestima supone, ser conscientes de nuestros actos, Si usted pudiera preguntarle a un pez: “¿cómo cree que es el océano?”, el pez respondería: “¿de qué océano hablas?”. Si está inmerso en él, no podrá apreciar la diferencia. Nosotros estamos inmersos en un océano de creencias, supuestos y prejuicios que consideramos verdaderos, pero que no necesariamente lo son. Estar consciente es despertar, sacar la cabeza del agua y darnos cuenta de nuestros comportamientos subconscientes.

Para Fishman, un paso muy importante para lograr una sana autoestima es conocerse y aprender a lograr un nivel de autoconocimiento. Ciertamente conocerse implica reflexionar sobre las diferentes dimensiones personales presentes en uno mismo. Hay aspectos que -según la edad- se conocerán mejor que otros. Conocerse implica echar una mirada hacia adentro y descubrir que hay un mundo interior tan vasto como el exterior. Este mundo por increíble que parezca es poco conocido. La sociedad actual caracterizada por sus ritmos rápidos y la falta de tiempo (“Síndrome del vivir apurado”), hace que vivamos un plan enfocado en lo externo, por lo cual no hay tiempo para reflexionar y conocernos a nosotros mismos. Muchas personas consideran una pérdida de tiempo meditar y crear espacios para el diálogo interior.

Agrega Fishman: – “Imagínese que estamos en el medio del mar en una embarcación. Si somos conscientes de dónde estamos en el mapa a través de un GPS y conocemos la embarcación, sus fortalezas y puntos débiles, tendremos la capacidad de llevarla al destino que escojamos”.

Las personas que logran un buen nivel de autoconocimiento, desde ya cuentan con una herramienta que les ayuda a tomar decisiones importantes en momentos importantes. La vida sería tal vez maravillosa sin problemas, pero que importante sería quitar una a una las piedras que encontramos en nuestro camino, como ir resolviendo uno a uno los problemas que van surgiendo. Los problemas -que no faltan- siempre estarán presentes en todos los aspectos de la vida, el ser humano es un ser que debe ir resolviendo y ganando conocimiento para superar dificultades ya conocidas, nuestra naturaleza es resolver problemas. El acumular problemas es un riesgo para la vida y la salud.

Cuando las personas se conocen, saben de lo que son capaces, conocen sus límites, defectos, virtudes, talentos y valores personales, lo cual permite tomar decisiones y resolver problemas nuevos. Se dice que las personas que poco se conocen, como que no están muy conscientes de su propia naturaleza, hoy por hoy la baja autoestima es la responsable de un sinnúmero de problemas personales y sociales, propios de personas que se sienten poco valoradas, respetadas y competentes. La baja autoestima es una sensación interior que frena las reales capacidades personales. Puntualiza Fishman: – Las personas con baja autoestima tienen por lo general un enemigo interno que les habla al oído para decirles cosas negativas: “no hagas eso”, “tú no puedes”, “tú no vales”, “no te respetan”, “no te quieren”. Si una persona no tiene autoestima será muy difícil que tome el camino del liderazgo. No sólo nos estará consciente de su realidad, sino que su diálogo interno le impedirá correr riesgos, aprovechar oportunidades y tener buenas relaciones interpersonales con su equipo.

La autoestima en términos prácticos -como el boomerang- es la capacidad que tenemos para confiar en nosotros mismos, en nuestras habilidades y virtudes, por lo que la persona tiende a actuar de manera responsable e inteligente. La autoestima positiva es la valoración optimista de nuestra vida, que muy a pesar de los problemas que se afrontan en la cotidianidad, lo que se persigue son objetivos claros a corto, mediano y largo plazo, que conducirán a una meta superior. Con una valoración pesimista de la vida, las personas frenan su bienestar, son infelices y generalmente tienden a la depresión, los problemas económicos y de salud. Las personas optimistas encuentran un problema como una oportunidad, las personas pesimistas casi siempre tienden a acumular más problemas.

Fuente: http://www.takiruna.com

Bibliografía consultada: “El camino del líder” David Fischman. p. 22-23.

2 comentarios sobre “Apuntes sobre la autoestima

  1. Este enemigo interior del que habla el artículo es también conocido por el “crítico interior”

    Para eliminarle es muy importante que no nos acostumbremos a tener este tipo de pensamientos de forma que ya no nos damos cuenta.

    Debemos prestar siempre atención a nuestro crítico interior y cuando este actúe, detectarlo y cambiar su frase por otra que nos ayude a mejorar la baja autoestima.

    Gracias,

    Cristóbal Tobal

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s