Masaje con piedras Khuyas

MASAJE CON PIEDRAS KHUYAS

Por Arnaldo Quispe

En el Masaje Qhaqoy el uso de piedras es muy común, pues no solo se usan las piedras calientes de naturaleza volcánica, sino que pueden emplearse contrariamente frías o hasta congeladas, lisas o ásperas, duras o blandas, grandes o pequeñas, etc. Las piedras para el masaje Qhaqoy son una herramienta dentro del botiquín terapéutico-curativo, pues ayudan a limpiar, reequilibrar y cargar positivamente siempre y cuando sepamos como hacerlo.

El Masaje Andino Qhaqoy comprende técnicas donde se usan piedras macho o hembra. Para saber si las piedras que se nos cruzan en el camino son hembra o macho, hay tres criterios, deben haber más pero por mis ancestros sé que hay que observar sus formas y detalles. Sucede lo mismo con los apus o cualquier espacio geográfico. La primera impresión es descartar si es macho o hembra desde la silueta o proyección externa, esto se observa a priori si la piedra es alargada, rectangular o termina en punta, de no ser así deducimos que es femenina. Lo femenino destaca por lo circular de sus formas, esto comprende esferas, formas cilíndricas u ovoides, hasta semi-cuadradas.

La segunda impresión es observar los detalles de su composición pues una misma piedra puede presentar características de las cualidades ya mencionadas (como híbrido). Hay que observar si presenta hendiduras, aberturas o hasta huecos, que está asociado a lo femenino, claro que esto puede ser causado artificialmente o por la erosión, pero hay que considerar que una misma piedra puede transmutar de lo masculino a lo femenino y viceversa, y también una piedra al poseer características yin y yang a la vez, es evidente y natural que exista predominancia de un elemento sobre el otro.

El tercer criterio, es más subjetivo, pero cuando lo anterior falla nos basamos en la intuición, es decir un campo donde no entra en juego el observar sino el tocar y sentir, con lo cual tomamos contacto con la piedra, y apreciamos su textura, olor, su peso si es pequeña y lo más importante: tratar de captar su esencia energética concentrándose en ella, pues en el mundo andino hasta una simple piedra ocupa un lugar en el cósmos y toda materia bajo ese contexto cobra vida e importancia.

Las piedras de mayor valor en el mundo andino son las khuyas (rumi), que no destacan porque sean bellas o brillantes externamente, o porque presenten formas antropomorfas o zoomorfas, sino por su valor mágico-simbólico, pues por ejemplo, si una misma piedra circula por más de una generación, de padres a hijos o maestros a discípulos, tendrá más valor por su antiguedad y significado ancestral y ritual. Bajo este contexto en el mundo andino se usan las piedras de poder con mucha frecuencia, no solo como amuleto, sino por su valor ritual. Se dice que la energía generacional se conserva con el paso del tiempo y se va acumulando hasta lograr integrar propiedades energéticas curativas y hasta mágicas.

En el mundo andino toda materia posee una energía y hasta las piedras más simples cobran vida. Como resulta obvio las personas tienen la tendencia natural de buscar la belleza en las cosas, con lo cual siempre serán de su elección piedras de colores, de textura suave y hasta con formas estéticas, dejando de lado las piedras comunes. Muchas veces las piedras llamadas khuyas pasan por alto esta línea estética externa y se las aprecia más por su significado interior y valor ancestral.

Fuente: http://www.takiruna.com

Un comentario sobre “Masaje con piedras Khuyas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s